Leyendas Planarias

Puertas Hacia Lo Desconocido: Quinto capítulo

La cuarta puerta

La lucha por Logicus Prime

Deciden volver a Tercera Puerta para el día de la competición, en la cual el ganador se proclamará el nuevo Lógicus Prime. Sin demasiado esfuerzo y haciendo uso de sus aptitudes sortílegas, que es la única magia que funciona bien en Lógicus, el Slaad Verde es quien consigue el puesto de Logicus Prime.

Cuando se está coronando al futuro Lógicus Prime, unos guardias llegan desde la Cámara Sellada. No saben como, pero el prisionero, Lathuraz, ha escapado. Los aventureros se dirigen allí inmediatamente, pero tan solo se encuentran con el cadaver de un guardia y Los Grilletes de Realidad Menor, que aprisionaban a Lathuraz. Con esto, deciden volver a Sigil, y de vuelta ven como conectan al Slaad Verde en el Omenotron. Una nueva era ha comenzado en Lógicus.

La cuarta puerta

Tras reunirse con Estavan, siguen su consejo de buscar a Balthazar o Lissandra. Balthazar no sabe mucho sobre La Cuarta Puerta, pero Lissandra algo sabe. Dice que es una torre al final de La Calle de la Dama, y que la llave es algo que se encuentra en las anteriores tres puertas.

Los Gitan se dirigen allí y se encuentran que la puerta está siendo guardada por unos miembros de la Sociedad de las Puertas Cerradas. Los vencen, obtienen la información de que el jefe se llama Cuth Banthor, y se introducen en la torre. La torre resulta ser un cilindro bastante pequeño, vacio en el interior. Se les ocurre hacer lo que los mensajes en idioma Rebus decían: “Inclinarse a la derecha; inclinarse a la izquierda. La primera llave gira; la ultima puerta se doblega. Alza el izquierdo; alza el derecho. Se extienden las piernas; la segunda llave ilumina. Mencionar a la puerta, magnificiente. Se abre al tocar.”

Al terminar la ejecución, la puerta aparece iluminada frente a ellos, esperando a ser tocada para abrirse. Al cruzar el portal, aparecen el un mundo maravilloso, donde todos los sentidos son amplificados, todos los colores más coloridos, todos los olores más olorosos… Kelvin se maravilla con tanta belleza ante sus ojos. Pero también hacen un descubrimiento peligroso, y es que el dolor se siente intensificado.

Tras algún que otro encontronazo con unos seres de aspecto humano, llegan a lo que forma El Santuario, que es un grupo de árboles formando una cúpula, una habitación grande en forma de elipse. Lo único que hay dentro es un extraño bulto de piel y huesos. En ese momento, les ataca un elemental de tierra al cual lo disipan. Viendo eso, Daniel decide machacar el bulto de huesos y piel hasta que se hace pulpa y se convierte en cenizas. Cuando lo hace, un segundo elemental de tierra se forma, al mismo tiempo que se escucha una risa. Invocan un campo antimagia para deshacer el elemental y exploran el lugar.

Durante la exploración, encuentran al que parece el culpable de todo esto, un miembro de la Sociedad de las Puertas Cerradas. Tras un encontronazo mágico cara a cara con Elvin, sale corriendo y pese a los esfuerzos del grupo por retenerlo, desaparece.

Daniel decide que antes de marchar hay que dejar firma de haber estado allí, y prende fuego al llamado Santuario. Corriendo como chiquillos tras haber hecho una gamberrada, salen de La Cuarta Puerta.

Comments

DeusikEx DeusikEx

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.